0 2 min 3 meses

Jalisco, México.- Cuatro años después de que tres ciudadanos italianos fueran asesinados y desaparecidos por polícías locales, autoridades federales y estatales implementaron un operatvo de búsqueda de los restos.

Personal de la Fiscalía Estatal desplegó un operativo en coordinación con la Secretaría de Seguridad Pública del Estado, la Comisión local de Búsqueda; la Unidad Estatal de Protección Civil y Bomberos así como de la Guardia Nacional y la Secretaría de la Defensa Nacional, para localizar a los ciudadanos de nacionalidad italiana desaparecidos.En el operativo participaron más de 70 elementos y tres caninos, quienes acudieron a las inmediaciones del puente maravillas, ubicado en el tramo carretero de Tecalitlán a Jilotlán de los Dolores, en el municipio de Tecalitlán, Jalisco.

Fueron policías de Tecalitlán, al servicio del crimen organizado los que detuvieron y desaparecieron a los italianos Raffaele Russo, Antonio Russo y Vincenzo Cimmino. Los policías reciberon órdenes del jefe policíaco de ese municpio y aunque practicamente se vió implicada toda la corporación policíaca, sólo cuatro policías fueron procesados y jamás se investigó la participación del alcalde ese municipio ni se ha sanciondo a las autoridades estatales que bloquearon la justicia en este caso considerado un misterio a pesar de que el Estado sabe lo que ocurrió, mismo Gobierno que en vez de desaparecer a las policías municipales de México -vulgares ladrones y servidores del narco- les entregan miles de millones de pesos en equipo y armamento como para fortalecer no a la seguridad de la población sino a los criminales que dominan y suplen al Estado en varias regiones de México.