0 3 min 1 año

Los Ángeles Press.- Trabajadores del Sindicato Único de Trabajadores de Notimex (SUTNotimex) han sido hostigados y amenazados constantemente desde el pasado 3 de mayo en el plantón que mantienen a las afueras del Palacio Nacional, principalmente por la negativa de la directora de la empresa informativa, Sanjuana Martínez, así lo denunció la secretaria general del organismo sindical, Adriana Urrea.

La representante de los trabajadores sindicalizados dijo que la agencia informativa del Estado mexicano se ha gastado el presupuesto destinado para el ejercicio fiscal de 2020, pese a que mantienen una huelga desde hace más de 15 meses, por lo que en los distintos plantones no han recibido respuestas de la directora de Notimex.

De acuerdo con Adriana Urrea, si existiera voluntad por parte de la dirección general de Notimex se solucionaría el problema que permanece en la empresa, por lo que han solicitado que se respete su libertad sindical y de asociación, así como la violación a 30 cláusulas del contrato colectivo de trabajo para lograr la reinstalación de 40 trabajadores, de los cuales 22 fueron resueltos a favor de los empleados.

Agregó que se pretendía eliminar el contrato colectivo de trabajo, lo que representa una violación constitucional, por lo que también se deben respetar los incrementos salariales que les corresponden, por lo cual consideró que si se apegaran a los derechos legales se resolvería a la brevedad.

Asimismo, indicó que la dirección general de Notimex acusó a la dirigencia sindical de actos de corrupción, debido a que se despidieron a 245 trabajadores de los 320 que forman parte de la empresa, por lo cual aseveró que se violaron los derechos trabajadores sindicalizados.

Cerca del 40 por ciento de los trabajadores despedidos eran sindicalizados, por lo cual buscan defender sus garantías y hasta el momento se mantienen cerca de 100 trabajadores sindicalizados, aunque originalmente habían 223 personas que estaban sindicalizadas, pero que en su mayoría fueron despedidos.

De la misma manera, sostuvo que Sanjuana Martínez demostró una falta de experiencia en el manejo administrativo de una empresa pública, por lo que no contaba con el perfil idóneo para hacerse cargo de la dirección general, aunado a que desde que arribó a la empresa incurrió en abuso de poder al impedir el diálogo y despedir en su mayoría a mujeres, por lo que han recibido violencia de género permanente y por ello ocho de cada diez personas que están inconformes con su función son mujeres.