0 2 min 3 meses

Jalisco, México.- Como si se tratara de una broma, el Gobernador de este estado, Enrique Alfaro Anguiano, aumentó el sueldo a los cuerpos políciacos que se han visto involucrados con el narco al igual que el mismo gobernante.

Vulgares ladrones de la sociedad y represores policías de “investigación” que bloquean sistemáticamente la justicia a todos los débiles que no se pueden pagar un abogado privado, hasta violentan a familiares de víctimas de desaparición forzada mientras con el C-4 persiguieron durante más de un año al director de Obetivo7 y Data2, Cuauhtémoc Villegas Durán sin poderlo inculpar de nada mientras protegen al narco al que sirven ubicando al estado con el más alto registro de desapariciones forzadas del país gracias a la ineficacia de estos malos, perversos e inútiles funcionarios de un estado putrefacto en manos de un cacique vil y sin escrúpulos.

Si el padre del gobernador hizo del edificio de la Federación de Estudiantes de Guadalajajara (FEG) una fosa clandestina, su hijito, pelón y naco hasta el tuétano -Usa saco sin corbata ni calcetines-, lo superó, haciendo de Jalisco, la fosa más grande del mundo: Felicidades por superar al padre.