0 5 min 3 meses

La situación parece inverosímil, pero es real: un par de ingredientes cruciales para la elaboración de drogas sintéticas, entre ellas fentanilo y metanfetaminas, tienen semanas que empezaron a escasear, provocando que los “cocineros” de estas drogas ligados al Cártel de Sinaloa hayan limitado su producción.

“Tenemos cuatro o cinco semanas que no nos llegan cierto tipo de ingredientes, y eso ha provocado que tengamos paradas las ‘cocinas’, sin que sepamos cuando vamos a reanudar”, dijo un cocinero de fentanilo que opera para la facción Zambada, y quien accedió a hablar con Ríodoce sobre esa situación.

La información fue corroborada por otro “cocinero”, quien se dijo ser independiente, pero coincidió en que la carencia de químicos tiene al menos cuatro semanas, y que podría tener su origen en lo difícil que resulta que les hagan llegar los productos de sus contactos en China.

“No son precursores los que nos hacen falta, esos sí siguen llegando, lo que los jefes están batallando en conseguir son químicos como el anhídrido acético y el cloruro de propionilo; sin esos dos químicos no se puede hacer nada”, reventó el “cocinero”.

Consternado, el “cocinero” de droga hace la siguiente analogía: Es como si quisieras hacer tortillas y tienes la harina, y el comal, y el gas o la leña, pero no tienes el agua. Tú sabes que sin agua no vas a poder hacer nada, aún cuando tengas todo lo demás.

La Agencia Federal Antidrogas de Estados Unidos (DEA, por sus siglas en inglés), dijo que no comentaría al respecto, sin aclarar si era cierto o no, lo señalado por los cocineros de droga.

De ser real, y en cálculos de los cocineros de drogas, será cuestión de unas pocas semanas para que ese tipo de drogas empiecen escasear en Estados Unidos, y sería inédito, pues ni siquiera durante la pandemia se presentó una situación similar.

“Fue diferente, porque cuando cerraron las fronteras a causa de la pandemia, se tuvieron que hacer reacomodos y fue cuestión de tiempo para que mulas de origen gringo pasaran la droga en carros, ahora no habrá droga que pasar porque simplemente, no se está produciendo”, dijo el cocinero ligado a la facción Zambada.

En un recorrido hecho por uno de los narco-laboratorios a donde este semanario tuvo acceso, se pudo observar el abandono del lugar a falta de insumos.

“Y no es que los jefes ya no nos estén pidiendo producto, sí nos piden, pero si no podemos hacerlo a causa de esos ingredientes ¿qué hacemos? Nada podemos hacer, sólo esperar a que los jefes se muevan y consigan esos ingredientes, quién sabe de dónde, para producirlos, de otro modo no sabemos lo que va a pasar”, observó preocupado el “cocinero”.

De acuerdo al reporte anual de la DEA, en 2021, la mayoría de precursores y químicos para la producción de drogas sintéticas vienen de China y Alemania, y la creencia de los narcotraficantes y productores es que el gobierno de Estados Unidos amenazó a las compañías farmacéuticas de Alemania como Bayer, y Sinopharm, Chongqing Tong Jun Ge Big Drugstore, China Nepstar Drugstore y Guangdong Da ShenLin Drugstore, para que regularan la producción de ciertos químicos, en un nuevo intento por detener la elaboración y eventual tráfico de drogas sintéticas ilegales, como el fentanyl, que de junio de 2020 a junio 2021, mató a más de 100 mil adictos en Estados Unidos.

La carencia de químicos coincide con una serie de decomisos que ha hecho el gobierno mexicano que, dirigida por informantes de la DEA, lograron decomisar 3 mil 907 kilos de metanfetaminas sólida y 2 mil 408 kilos de droga líquida, en el rancho de Carboneras a finales de enero pasado, y dos meses antes habían decomisado 118 kilos de fentanilo en Culiacán.

“Lo único que puedo decir es que esas drogas van a subir; si hace unos meses producir un kilo de metanfetaminas costaba 200 dólares, ahora se va a triplicar, si es que llegan esos productos, que deben de llegar, porque la verdad hay mucho dinero de por medio en este negocio”, observó el cocinero.

Artículo publicado el 13 de marzo de 2022 en la edición 998 del semanario Ríodoce.