0 4 min 9 años

muertos (1)

Río Doce.- Entre los tres gatilleros muertos a balazos la mañana del sábado en la colonia Vallado podría estar el “50″, uno de los operadores más importantes en el terreno de seguridad del Cártel de Sinaloa, en Culiacán, indicaron fuentes extraoficiales.

En la refriega entre sicarios, militares y policías murieron tres personas, tres militares adscritos a la Novena Zona, resultaron heridos, igual que un policía estatal y una jovencita Testigo de Jehová.

Fuentes extraoficiales aseguraron a Ríodoce que uno de los dos muertos en la casa ubicada en Bahía de Ohira, desde donde se hicieron los primeros disparos en contra de los militares, se llamana Francisco Torres, apodado el “50″.

En corridos que se le dedican al jefe de sicarios, se le llama jefe de la plaza de Culiacán y se dice que es alumno del “Bravo” y del “Fantasma”. “Tiene muy presente cuidar Culiacán pues es un guerrero del Chapo Guzmán”, dice una de las estrofas.

En otro corrido se dice sobrino de alguien que le llaman con la clave “14″, de Javier Torres Félix y de Manuel Torres, el “Ondeado”, muerto por el Ejército hace unos meses.

Al “50″ se le atibuyen desde hace por lo menos dos años muchos de los hechos violentos ocurridos en Culiacán y el control de la plaza para ajustes de cuentas y venta de drogas al menudeo.

El enfrentamiento en que habría muerto inició alrededor de las 10 horas por la calle Bahía de Ohuira, en este sector, cuando personal castrense intentaba revisar un inmueble. Un grupo armado llegó al lugar y atacó a balazos a los soldados, quienes repelieron la agresión.

Los occisos no han sido identificados, pero versiones cercanas a las indagatorias indican que EL 50 permaneció dentro del inmueble y protagonizó el enfrentamiento, a pesar de que fue cercado. La versión de que se trataba de él circuló desde temprano.

En el lugar fueron encontradas armas largas, sobre todo fusiles AK-47, conocidos como cuernos de chivo, y granadas de fragmentación. Varios de estos artefactos explotaron durante el enfrentamiento, lo que provocó que se quemaran dos vehículos, entre ellas una camioneta de modelo reciente.

Varios automóviles y viviendas recibieron también impactos de bala de grueso calibre.

Ni los muertos ni los detenidos han sido identificados por las autoridades. No hay hasta el momento un reporte oficial de los hechos; al lugar acudieron mandos militares.

El operativo que se realizó en el sector contó con la participación de agentes federales, estatales y municipales, por tierra y aire, en este sector.

Aunque no se ha confirmado oficialmente la identidad de los muertos, fuentes extraoficiales afirmaron a Ríodoce que el joven que quedó a un lado de la camioneta incendiada respondía al nombre de José René Rodríguez Madueña. Y que uno de los que quedaron muertos en el interior del inmueble se llamaba Ricardo Arnulfo Meza.

Entrevistado en el lugar de los hechos, el general Miguel Ángel Hurtado, jefe de la Novena Zona Militar, dijo que no iban a catear la casa sino que sus hombres se encontraban en labores de reconocimiento cuando fueron agredidos.

En uno de los corridos del “50″, dice una de las estofas:

“Soy Torres aquí y donde me pongan, frente a un militar o frente a los contras…”