0 2 min 1 año

Cortesía Los Ángeles Press.- En México, los electores emitieron sus votos el domingo 6 de junio en una de las elecciones más grandes en la historia del país, ya que había alrededor de 21.000 puestos gubernamentales locales y nacionales en juego.

Los resultados preliminares de las elecciones intermedias muestran que el partido político MORENA, del presidente Andrés Manuel López Obrador, y sus aliados ganaron más de la mitad de los 500 escaños en la Cámara Baja de México, pero no lograron asegurar una mayoría cualificada. Esto evitaría que López Obrador apruebe leyes importantes o promulgue reformas constitucionales, que requieren una aprobación de dos tercios, sin el apoyo de la oposición.

Estas elecciones han sido consideradas en gran parte como un referéndum sobre el Gobierno de López Obrador, quien llegó al poder en 2018. Se espera que los resultados finales se hagan públicos la semana que viene. Además, estas elecciones intermedias se han descrito como unas de las más mortíferas del país. El domingo se encontraron restos humanos en al menos dos casillas de votación en el estado de Baja California, en el norte de México. Asimismo, más de 80 políticos fueron asesinados en el período previo a las elecciones, 35 de los cuales eran candidatos que se postulaban para la votación del domingo.

Pese a ello, el presidente mexicano afirmó que hubo mucha madurez política en estas elecciones, pero también mucha distorsión en los resultados electorales.