0 2 min 2 años

Cuauhtémoc Villegas Durán/Objetivo7

Los Ángeles, California.- En esta ciudad mundialmente famosa y en el sur de este estado, nunca llueve, aunque varias veces al año hay precipitaciones pluviales que casi siempre duran días enteros sin que deje de caer agua como sucedió esta semana.

Solo el turista poco sofisticado espera ver lluvia en Los Ángeles, California, escribe Charles flowers en su obra It Never Rain in Los Angeles (Nunca llueve en Los Ángeles) aunque este estado es uno de los lugares más fértiles del mundo gracias a su gran agroindustria y a la mano de obra barata basada en la contratación de inmigrantes ilegales provenientes casi siempre del sur: México que forma parte de Norteamérica y, Centroamérica.

En su magnífica obra, el escritor describe a los Estados Unidos a la perfección desde sus primeros párrafos al igual que, a su sociedad: “Las gentes de Los Ángeles son rojas, amarillas, morenas, negras y blancas… de fuera para adentro, su color perteneces a la carne pero también al corazón. El tinte ha penetrado hasta lo hondo”.

En Los Ángeles no llueve nunca solo en algún caso de excepción: “una insólita coincidencia de fenómenos meteorológicos. Estos fenómenos se producen varias veces al año pero solo el turista poco sofisticado espera ver lluvia. En Los Ángeles no llueve nunca. Está empapado en todas sus fibras por un acontecimiento histórico. Algo que merece ser citado cuando se escribe a la familia.