0 10 min 9 años

39182_d5b1c4c7f71

¿Nueva estrategia de seguridad? (Tercera parte)
02 de agosto del 2013Por Angel Silva Juarez
Enrique Peña Nieto. Foto: EspecialMéxico, 2 de agosto.-
¿Cuál es la nueva estrategia?, ¿quiénes y cómo se aplicará?, ¿cuál será su nivel de eficacia y eficiencia?…estas, son preguntas que a casi ocho meses de haber entrado en funciones el aparato de gobierno encabezado por Enrique Peña Nieto sigue sin una respuesta contundente. Sin embargo, las respuestas pueden ser encontradas en el discurso oficial del señor presidente de la República.

Participación en el marco del Día del Ejército

Discurso de Felipe Calderón (Ver Anexo)

Tono:

Aunque el tono del discurso cambia ligeramente y en ciertos momentos se centra en el agradecimiento por parte de Felipe Calderón hacia las Fuerzas Armadas por su entrega al país, como ha sido su costumbre a lo largo de sus intervenciones en materia de seguridad, el ex mandatario vuelve a hacer uso de la amenaza constante bajo la cual se encuentra el Estado mexicano a forma de justificación.

“Nuestro querido país ha atravesado por momentos muy complejos en materia de criminalidad, en los que la acción de los delincuentes vulneró, de tal manera, el entramado institucional que ponía en riesgo la seguridad interior del país”.

“…los soldados de México enfrentan a una delincuencia organizada, que no solo busca envenenar el cuerpo y el alma de los jóvenes, a través del narcotráfico o el narcomenudeo, sino que no dudan en secuestrar, en robar, en extorsionar o asesinar a mexicanos y mexicanas de bien”.

“Una delincuencia violenta y cruel que busca oprimir al pueblo de México, que quiere vulnerar sus derechos y pisotear sus libertades, y que avanzaba a pasos agingantados en la corrupción y control de las instituciones”.

Ejes:

El combate frontal a los grupos criminales.

“De la lista de 37 criminales considerados más peligrosos del país, se ha capturado o neutralizado a 22 de ellos…la participación de la Fuerzas Federales nos ha permitido decomisar a los criminales casi 140 mil armas, 560 aeronaves y más de 13 mil millones de pesos”.

Reconstruir las instituciones de seguridad y justicia.

“Estamos transformando a fondo instituciones como la Policía Federal, para consolidarla como una institución profesional, bien equipada, con tecnología de punta y eficaz en el combate al crimen y que sea una institución civil la que conforme la primera línea de batalla contra los criminales. Y lo mismo hacemos con la Procuraduría General de la República; depurando y fortaleciendo al Ministerio Público y a la policía ministerial”.

El fortalecimiento del tejido social

“Lo hemos hecho construyendo mil bachilleratos y más de 100 universidades…también con la cobertura universal de salud, o con el apoyo que brindamos a más de seis y medio millones de familias con programas como Oportunidades”.

Beneficios a los integrantes de las Fuerzas Armadas

“A lo largo de esta administración habremos mejorado sustancialmente los ingresos del personal militar, particularmente el de la tropa…hoy, 26 mil elementos han adquirido una casa con un crédito del Gobierno Federal…hoy, casi 20 mil hijas e hijos de nuestros soldados cuentan con una beca del Gobierno Federal para estudiar en la preparatoria o universidad pública o privada de su preferencia…se incrementarán los haberes de los militares retirados hasta en casi un 60 por ciento”.

Discurso de Enrique Peña Nieto (Ver Anexo)

Tono:

En todo momento se siente un tono de celebración (basta recordar que en ese momento se celebraban los 100 años de haber sido creado el Ejército Mexicano y en sí hace muy pocas reflexiones sobre la estrategia de seguridad nacional. De nueva cuenta se evita hacer toda referencia al combate frontal contra la delincuencia en la cual se encuentran enfrascadas las Fuerzas Armadas y se exalta en todo momento su labor social.

“Por tierra y aire hemos visto a nuestros soldados desplazarse para efectuar acciones de vigilancia, auxiliar a la población y realizar una ejemplar labor social”.

“Con sus labores de auxilio a la población han acreditado (los soldados) que son una fuerza para la unidad y la convivencia armónica entre los mexicanos. Con su disciplina y compromiso han mostrado que son una fuerza para la paz y tranquilidad de las familias mexicanas”.

Ejes:

Mejorar las condiciones laborales y brindar mayores oportunidades de desarrollo profesional.

“Me habré de asegurar de que cuenten con infraestructura y tecnología de punta, que exigen sus múltiples y delicadas misiones. Cuidaré de que tengan el equipamiento que requieren para la defensa de la soberanía nacional y las acciones de seguridad interior. Velaré porque tengan oportunidades de actualización y profesionalización a lo largo de su carrera militar, con el claro propósito de contar con recursos humanos altamente capacitados. Para ello, vamos a continuar la modernización de las escuelas militares…”.

Beneficios a los integrantes de las Fuerzas Armadas.

“Habré de poner especial atención en ustedes y sus familias para que puedan mejorar su calidad de vida…mediante la modernización del equipamiento y la ampliación de los recursos humanos en los hospitales regionales militares. Vamos a incrementar la gratificación extraordinaria de fin de año al personal de tropa y servidores públicos de las Fuerzas Armadas”.

Diferencias y similitudes

En este discurso es más claro el afán de la actual administración por evitar hacer mención al combate al crimen organizado, aunque dentro de los ejes de la intervención de entrever en el subtexto que se necesita impulsar al Ejército en su tarea de defensa de la seguridad interior del país.

A mismo tiempo, Peña Nieto no puede evitar caer en su propia trampa: en un uso de la retórica para hacer creer que su estrategia de seguridad es diametralmente diferente a la de la administración anterior, termina proponiendo las mismas líneas de acción de su antecesor.

La implementación de mejor tecnología y de programas de capacitación al personal se pueden ver en las propuestas hechas por Felipe Calderón cuando se refiere a la reconstrucción de las instituciones de seguridad y justicia. De la misma forma, el apartado sobre los beneficios al personal de las Fuerzas Armadas mencionada por el presidente en turno es meramente la continuación de lo implementado por el ex presidente.

Conclusiones

Nos encontramos ante un fenómeno de comunicación social por parte del actual gobierno de la República Mexicana, en el cual el perfecto uso de la retórica, la centralización de la información oficial y el sustituir conceptos, que claramente tienen una connotación negativa como criminal y amenaza, por Estado de Derecho, legalidad y derechos humanos, llevan a la percepción generalizada de que se está implementando una estrategia en materia de seguridad diferente más enfocada a la inteligencia y a la correcta procuración de justicia por encima del combate frontal.

Sin embargo, si observamos los ejes de cada uno de los discursos nos podemos dar cuenta que en realidad las diferencias son casi nulas y más que un cambio de visión y de aplicación de esquemas y procedimientos que ayuden a disminuir los índices de violencia nacional, estamos enfrascados en una continuación de las políticas públicas impuestas durante el sexenio pasado.

Resultaría imposible, para los efectos de este trabajo tratar de descubrir las razones por las cuales el gobierno encabezado por Enrique Peña Nieto decidió seguir con las prácticas del pasado, aunque si tomamos en cuenta los reclamos hechos a Felipe Calderón al final de su mandato no es de extrañarse que se buscará un instrumento, en este caso el propio lenguaje, para distanciarse aunque sea en la forma de dichas prácticas. Para desgracia del presidente, los datos duros, así como sus discursos no mienten, y en término de muertes los números en relación a la administración pasada son prácticamente los mismos, con pequeñas reducciones en ciertos estados. Michoacán tampoco permite este hábil uso del lenguaje para ocultar lo evidente: ante la descomposición del tejido social en dicho estado, la respuesta del gobierno actual fue la misma a la de su antecesor, mandar más soldados y fuerzas federales.

Angel Silva Juárez

@Usul16

Estado Mayor