0 5 min 9 años

golpesyapuestasLa bronca entre el mánager Lino Rivera y Jorge Negro Guzmán ha sido un escándalo que deja muy mal parada a la LMB

Río Doce.- Vaya que el altercado que tuvieron el mánager del Águila de Veracruz, Lino Rivera y el jugador Jorge Negro Guzmán, ha sido un duro golpe no nada más para el mismo club, sino para toda la Liga Mexicana de Beisbol.

Y es que más allá de los manotazos, golpes, mordidas y amenaza de muerte, Guzmán durante la bronca dijo que en una gira del equipo intentaron sobornarlo.

En entrevista para Puro Beisbol, Guzmán comentó: “A mí me llegaron y me ofrecieron (dinero) y les dije: ‘yo no me vendo, tengo mucho orgullo deportivo, yo juego beisbol porque me gusta y no juego por dinero”, afirmó.

Guzmán, quien fue campeón de jonrones de la LMB 2011, señaló que él no venderá su honor ni a su equipo, los Rojos del Águila.

Debido a estas declaraciones, la Liga Mexicana de Beisbol ha contratado a una agencia investigadora para que indague y esclarezca este caso del jugador, quien ratificó ante la LMB que le ofrecieron dinero mediante una llamada por teléfono “para dejarse ganar”.

El gerente de Operaciones de la LMB, Néstor Alba Brito, señaló que, al aceptar Jorge Guzmán haber recibido una llamada donde le ofrecían dinero para dejarse ganar, (no fue en Veracruz sino en gira), han contratado una agencia investigadora para que llegue hasta las últimas consecuencias el asunto, y en caso de esclarecerse y confirmarse, habrá suspensión de por vida para quien lo haya hecho, ya sea jugador o directivo.

Aunque no se quiso especificar en qué ciudad sucedió, en las últimas giras delÁguila las ciudades que han visitado fueron México, Puebla, Saltillo y Aguascalientes.

 

Llegaría hasta la PGR

 

La presidencia de la LMB que encabeza Plinio Escalante ha iniciado una investigación y esto podría incluso llegar a escritorios de la PGR.

La Liga puede investigar, pero de hallar pruebas el caso podría clasificarse como delito y la intervención de las autoridades sería prácticamente obligatoria.

 

Se quedan en el equipo

 

José Antonio Mansur, presidente del Águila, señaló que ya platicó con Guzmán y el mánager Lino Rivera, quienes acordaron seguir en el equipo en beneficio de la organización y este jueves ellos tendrán un diálogo.

Asimismo, Mansur dijo que no habrá ninguna sanción económica para ambos, ya que “mostraron arrepentimiento” y ninguno de los dos negó los hechos.

De hecho, Mansur y Lino Rivera manifestaron que el equipo está unido y que las puertas están abiertas para Jorge, porque lo consideran un jugador importante.

 

Tomateros, ¿cuidado con Lino?

 

Sin duda alguna la directiva de los Tomateros de Culiacán tiene que estar muy al pendiente de lo que pasa alrededor de su mánager Lino Rivera.

Pero más allá de eso, de los antecedentes que se le suman, luego de esta nueva bronca que tuvo con el Negro Guzmán.

Lo más preocupante es que no es la primera vez en la que el estratega puertorriqueño está involucrado en pleitos con jugadores.

El primero fue en 2008 en Campeche, con el jugador Quincy Foster.

Después de un juego, Lino (era mánager de Leones) bajó a tomar unos tragos al bar del hotel, en donde curiosamente estaba hospedado el moreno, quien de igual manera bajó a tomar unos alcoholes.

Empezaron a platicar y salió a colación la salida de Foster del equipo melenudo, y como podrán recordar, Lino no se expresó muy bien de Quincy e hizo declaraciones un poco desafortunadas a un medio local; al parecer Lino reafirmó lo dicho y ya con la calentura de los tragos empezó la discusión y de ahí pasaron a los golpes.

En 2010, en el vestidor de los Leones, Lino tuvo una fuerte discusión con el lanzador Javier el Escopetita Martínez, en donde hubo manotazos y estuvo muy cerca de llegar a los golpes.

Y en este 2013, se suma la bronca en el que hubo golpes y mordidas ante Jorge el Negro Guzmán.

Así que para Tomateros no está fácil, aunado a que en la temporada anterior no tuvo buena relación con algunos jugadores.