0 3 min 9 años

matan1Río Doce.- Con arma calibre .223 fue “ultimado” un vecino de la colonia Renato Vega Amador, cuando llegaba a su casa a bordo de una camioneta.

Testigos indican que sujetos no identificados lo sorprendieron al descender de la unidad motriz.

Datos proporcionados por las distintas dependencias policiacas establecen que quien perdiera la vida de esa forma llevó por nombre Liborio Hernández García, quien contaba con 55 años de edad, originario de Tamazula, Durango, pero con domicilio actual donde ocurrió el crimen.

Los hechos fueron en los primeros minutos de este lunes, por avenida Los Pinos, casi esquina con calle Gamos, del sector popular antes mencionado.

Hernández García llegaba a su hogar en una camioneta Dodge de color gris con placas DT-31-894 del estado de Chihuahua, cuando era esperado por varios sujetos.

Fue al estar cerca de los desconocidos cuando fue atacado a tiros en dos direcciones. Los agresores dispararon con arma AR-15, de las conocidas como “chanates”.

La víctima intentó huir a pie, pero cayó sin vida metros adelante tras recibir otro “rafagazo”.

Patrulleros de las distintas corporaciones arribaron al escenario y confirmaron el deceso.

La policía investigadora localizó en el lugar 17 casquillos.

Matan a vecino de Tierra Blanca

Vecino de la colonia Tierra Blanca murió cuando era intervenido quirúrgicamente en una clínica particular luego de ser atacado a balazos frente a su domicilio.

La víctima se encontraba bebiendo algunas “heladas” cuando aparecen varios sujetos en un vehículo y abren fuego.

Se trata de quien en vida llevara el nombre de David López Guevara, quien contaba con 22 años de edad.

Los hechos ocurrieron el domingo alrededor de las 22:40 horas, frente a la casa marcada con el número 203 de la calle Reynaldo González Martínez.

Los primeros reportes de la policía investigadora indican que López Guevara tomaba cerveza afuera de su casa cuando de pronto se estacionó frente a él un vehículo Honda de color verde.

De la unidad motriz descendieron dos sujetos armados con fusiles de los conocidos como “cuerno de chivo”. Sin cruzar palabra alguna, los desconocidos dispararon contra López Guevara. Cuatro de los proyectiles dieron blanco en su humanidad.

Tras escapar los responsables en el Honda-verde, vecinos inmediatos alertaron de los hechos a los servicios de emergencia, ya que David perdía mucha sangre.

Personal de Cruz Roja brindó los primeros auxilios al afectado y lo trasladó a la clínica Cemsi Chapultepec. Ahí dejó de existir horas después.