0 5 min 9 años

grafico estadisticasRTVE:.- Son más de 26.000 desapariciones en México en los últimos seis años, y en al menos 85 casos, Amnistía Internacional considera que tiene indicios concluyentes de la participación “directa o indirecta” de funcionarios públicos . Son algunas de las conclusiones que la ONG ha manifestado en su último informe sobre la crisis de las desapariciones en el país centroamericano, en el que señala “la magnitud de lo que ha pasado y la negligencia del Estado” para hacer justicia a miles de personas.

En el documento, titulado Enfrentarse a una pesadilla: Desapariciones en México, la ONG alerta sobre la dramática situación del país, a pesar de que el Gobierno de Enrique Peña Nieto, que comenzó en diciembre pasado, está depurando la base de datos donde están registrados los casos y cree que el número bajará. La cifra sostenida por la ONG en su informe es similar a la publicada por Human Rigth Watch hace unos meses.

27.000 los desaparecidos en México por narcotráfico en seis años
AI explica que su trabajo no pretende ser un nuevo informe de situación de una historia ya contada, sino más bien un exhorto de “medidas concretas” y “resultados” en “semanas o meses” ante una situación “muy grave” que continúa ocurriendo en el país.

Más de 26.000 desaparecidos en seis años
La organización sostiene que “a pesar del número escalofriante” de casos, “las autoridades han fracasado de manera sistemática en investigar y aclarar la gran mayoría de ellos”, no sólo durante el mandato del presidente Felipe Calderón (2006-2012), sino en el de Peña Nieto.

En la presentación del informe, AI ha glosado las siete medidas que el actual Gobierno ha puesto en marcha, entre ellas una nueva Ley General de Víctimas, las reuniones con familiares y el compromiso de impulsar “una estrategia de investigación y búsqueda de víctimas”.

La ONG ha destacado los protocolos de búsqueda e identificación de desaparecidos suscritos con el Comité Internacional de la Cruz Roja y la creación de una unidad especializada para investigar las desapariciones, entre otras, pero consideró que los esfuerzos se quedan cortos.

“Estos pasos son importantes, pero no suficientes para garantizar que se pone fin a las desapariciones y la impunidad y que se determina el paradero de las personas desaparecidas”, añade AI.

El investigador de AI sobre México, Rupert Knox, ha señalado a Efe que en los estados de Nuevo León y Coahuila hubo “un trabajo más o menos serio en la revisión” de varias desapariciones, pero se ha preguntado “dónde están los demás”, al aludir a la pasividad de los 30 restantes.

Los familiares de los desaparecidos
También ha destacado que medidas muy concretas como convertir a los familiares de las víctimas en parte “sustancial” en las investigaciones son necesarias para avanzar en la búsqueda de soluciones.

El investigador ha elogiado a los parientes de los desaparecidos que estuvieron presentes en la presentación del informe y ofrecieron testimonios personales desgarradores.

“Soy la voz de miles de familias que estamos viviendo el mismo calvario”, ha manifestado Lucía Baca, madre de un ingeniero de 34 años que desapareció en 2011 en la carretera Monterrey-Nuevo Laredo.

La mujer criticó entre lágrimas a las autoridades mexicanas de cualquier nivel de Gobierno porque “no los buscan” y han actuado y siguen actuando con “indiferencia” ante los familiares de las víctimas. “Todo es lo mismo: ¡papeles! Los buscan con un oficio, no hacen investigación”, lamentó.