0 3 min 9 años

SAM_0509El candidato de Nueva Alianza a la Presidencia Municipal de Aguascalientes, Arturo Fernández Estrada, se pronunció a favor de la derogación del cobro por el Derecho de Alumbrado Público, pues este impuesto no ha generado ningún beneficio para la población.

Al visitar los fraccionamientos Loma Bonita y Pirules para presentarse con sus habitantes y hacer compromisos formales para mejorar los servicios públicos, el candidato de Nueva Alianza aseveró que pese a que el municipio capital tiene avances significativas en el rubro de electrificación, sigue habiendo muchas colonias de la periferia y no pocas comunidades rurales donde se carece del servicio o bien el mismo es deficiente.

Arturo Fernández anunció que ante ello se habrá de impulsar un plan estratégico para consolidar y mejorar no únicamente la red del alumbrado público en la ciudad y la zona rural del municipio, sino también el resto de los servicios a cargo de la Presidencia Municipal, pues nos proponemos ampliar y modernizar la infraestructura básica para que generar mejores condiciones de bienestar para todos los aguascalentenses.

El candidato de Nueva Alianza a la Alcaldía señaló que la electrificación no consiste en la colocación de postes, lámparas y en el tendido del cableado, sino en la calidad del servicio, por lo que se le exigirá a la compañía proveedora que mejore el abasto del fluido para que la mejora en el alumbrado público sea real o de lo contrario se promoverá un juicio legal para que se derogue el cobro del impuesto por el Derecho de Alumbrado Público.

Con la experiencia adquirida durante el periodo en que dirigió el gobierno de Pabellón de Arteaga, Arturo Fernández sostuvo que de ninguna manera es un improvisado de la política y del servicio público, por lo que en esta campaña solamente se harán compromisos y ofrecimientos que se puedan cumplir, pues la promesa fácil siempre termina en desencanto ciudadano, cosa que no sucederá en el caso de las autoridades surgida del Partido Nueva Alianza.

Expresó que en el caso concreto del Alumbrado Público, la mejora en el servicio tiene que ser real puesto que precisamente para eso se creó el cobro del Derecho de Alumbrado Público, por lo que si no hay esa mejoría entonces no tiene por qué seguir cobrándose ese gravamen.