0 4 min 9 años

942101_599637543379954_419519976_n_903116774ADN/Vavel.- Tensión, nervios, ansiedad, urgencia. El Universitario acojerá el último Clásico Regio de la temporada entorno a todos estos síntomas, en donde el pase a Semifinales es el objetivo de cada equipo.  Un Tigres ansioso por quitarse esa paternidad que lo ha martirizado en estos últimos cinco años, en donde sólo han podido vencer una vez a su acérrimo rival. Pero el sufrimiento no queda ahí, se hace más doloroso, pues los felinos tienen seis años sin poder derrotar a los Rayados en el Volcán y cuatro sin poderles marcar un gol ahí.

El desafío para los del ‘Tuca’ es muy grande, tan grande que Tigres podría romper todos esos años de no marcar y no ganar en casa y aún así, podría quedarse fuera gracias al famoso gol de visitante. El esfuerzo también puede ser en vano, pero también puede valer una semifinal, jamás hay que darse por vencidos.

Rayados aventaja la serie 1-0 tras un golazo de Suazo en el partido de ida.

Monterrey no se refugia en la confianza, ni en la tranquilidad, realmente es todo lo contrario. Llevar la eliminatoria como si esta estuviera aún cero a cero es la mentalidad de los de Vucetich, pues, sabedores de que en el fútbol nada está escrito y todo puede pasar, tienen que salir a morirse en la cancha noventa minutos más.

Un equipo que es mentalmente muy fuerte, que se adueña de los tiempos como pocos en el fútbol mexicano y que sabe cuando hacer daño, cuando replegarse y cuando volver a ir a la carga. Así es un Monterrey, que con el paso de las jornadas se fue descubriendo muy portentosamente y que hasta ahora le ha alcanzado para ganar un Tricampeonato de Concacaf y la actual clasificación a la liguilla.

Tigres tendrá que ganar el partido por uno o dos goles, según sea el caso de la eliminatoria. Monterrey, por su parte, ganando o empatando el partido estaría del otro lado,  inclusive hasta perdiendo por un gol de diferencia calificaría a Semis, siempre y cuando la derrota lleve goles a su favor (2-1, 3-2, 4-3, etc.).

Jonathan Orozco no jugará el partido de vuelta, ya que durante el encuentro de ida se resintió de una lesión en el muslo derecho, por lo qué los médicos del Club lo descartaron para jugar el próximo sábado. Un golpe duro para las aspiraciones de Monterrey. La buena noticia para Rayados, es que Neri Cardozo trabajó ya durante la semana al parejo de sus compañeros y podría ser tomado en cuenta para la vuelta.

http://youtu.be/sfisk8nxkvo

Mientras que los Universitarios solo tendrán la ya conocida baja de Hugo Ayala, por lo que técnicamente no contarán con plantel completo. El resto del equipo está sano y a disposición del técnico para el Clásico número 99.

El orgullo de la nación Regiomontana está en juego. Rayados contra Tigres, el vanidoso contra el humilde, el pecho frío contra el incomparable, el rico contra el pobre, el Rey del Norte contra el Príncipe de San Nicolás. ¿Quién se llevará la tercera liguilla en juego?

Probables alineaciones