0 4 min 9 años

images (5)ADN/La Rioja.- La Fiscalía de Guatemala pidió anoche una pena de 75 años de cárcel por los delitos de genocidio y crímenes de guerra para el exdictador José Efraín Ríos Montt y su antiguo jefe de Inteligencia José Rodríguez, por haber ordenado la muerte de 1.771 indígenas ixiles. “La Fiscalía solicita que a los acusados se les imponga la pena de 75 años de prisión por ambos delitos” así como la revocación del arresto domiciliario de Ríos Montt por existir peligro de fuga, dijo el fiscal Orlando López, durante la presentación de las conclusiones en el histórico juicio que este miércoles entró en su fase final.

El fiscal señaló que a lo largo del proceso, y mediante los testimonios de los 98 testigos de cargo, los informes de los peritos y los documentos aportados como pruebas, se demostró la responsabilidad de los procesado en los hechos que se les imputan. “El Ejército mató a indígenas en una tasa ocho veces mayor a los no indígenas. El Ejército de Guatemala cometió genocidio en el área ixil”, los crímenes “fueron cometidos en agravio del grupo ixil”, cuyos integrantes “fueron considerados enemigos internos”, precisó el fiscal.

Ríos Montt, de 86 años y quien gobernó de facto Guatemala entre marzo de 1982 y agosto de 1983, fue acusado por la Fiscalía de haber ordenado, autorizado e implementado los planes militares en base a los cuales el Ejército cometió el delito de genocidio en contra de los indígenas ixiles. Los militares, indicó el Fiscal, actuaron con “alevosía, premeditación, saña y menosprecio de lo ofendido” al ejecutar las operaciones criminales en contra de los ixiles.

Órdenes de acciones militares

En el proceso, la Fiscalía y los querellantes demostraron que durante el período en que Ríos Montt fue jefe de Estado, los militares a sus órdenes asesinaron al menos a 1.771 indígenas ixiles, dijo López. Además, precisó que las acciones militares en contra de los indígenas también incluyeron violaciones sexuales, torturas, destrucción y robo de viviendas y animales, los cuales son considerados en la legislación guatemalteca como delitos contra la humanidad.

Rodríguez, de 67 años, quien durante el período en que ocurrieron los hechos era jefe de la Dirección General de Inteligencia del Ejército, fue el responsable de implementar la ejecución de los planes militares, según la Fiscalía. Tras la presentación de las conclusiones de la Fiscalía, la jueza Jazmín Barrios, presidenta del Tribunal Primero A de Mayor Riesgo, donde se desarrolla el juicio, suspendió la audiencia, y convocó a las partes para continuar mañana, jueves.

Barrios explicó que en la audiencia de hoy corresponderá a los querellantes y a los abogados defensores de los procesados presentar sus conclusiones del juicio. Posteriormente, el tribunal entrará a valorar los alegatos y emitirá su sentencia, lo que no se descarta que pueda ocurrir mañana mismo.