0 5 min 9 años

El autor de los disparos en Roma no era un loco y "quería matar a los políticos"

Imagen de uno de los agentes heridos. (REUTERS)
ADN/ElConfidencial.- El hombre que perpetró este domingo el tiroteo ante la sede del Gobierno en Roma, en el que resultaron heridas tres personas, “tenía como objetivo a los políticos, no era un loco”, dijo el fiscal de Roma, Pierfilippo Laviani. “Era un hombre lleno de problemas que ha perdido el trabajo, había perdido todo, tuvo que regresar con su familia. Estaba desesperado”, agregó.

“Quería disparar contra los políticos, pero visto que no podía alcanzarlos lo hizo contra los carabineros”, aseguró el fiscal tras escuchar a Luigi Prieti, de 49 años, originario de la región sureña de Reggio Calabria, y autor de los disparos.

Laviani explicó que el arma que usó era de procedencia ilícita y aseguró que el hombre “ha confesado todo. No parece una persona desequilibrada“, insistió. El fiscal visitó el hospital de San Giovanni, donde se encuentra ingresado Prieti, quien resultó herido en la cabeza al ser reducido por los carabineros.

El tiroteo, ocurrido ante la sede del Gobierno italiano, tuvo lugar al tiempo que Enrico Letta juraba su cargo como nuevo primer ministro en un edificio cercano y en el mismo resultaron heridos dos carabineros y una mujer embarazada que pasaba por la zona.

Uno de los policías ha recibido un disparo en el cuello y ha tenido que ser sometido a cirujía. El segundo carabinieri ha sido herido en la pierna y no se teme por su vida, según el medio. Las últimas informaciones apuntan que ninguno de los dos agentes corre peligro de muerte. El tercer herido es una mujer embarazada, que fue rozada por uno de los proyectiles y cuya vida tampoco corre peligro..

En base a la reconstrucción elaborada por las fuerzas del orden, el autor de los disparos se situó delante de la sede del Gobierno y sin mediar palabra disparó cinco veces contra los militares, tras lo que intentó huir. Al parecer los dos carabineros respondieron al fuego e hirieron al atacante evitando su fuga, tras lo cual fue arrestado.

Las autoridades italianas han decidido que mañana la sede de la Cámara de los Diputados y su plaza, la llamada Piazza Montecitorio, y zonas limítrofes estén blindadas porque el primer ministro Enrico Letta y su Gobierno, compuesto por 21 ministros se presentan mañana en la Cámara de los Diputados para someterse al voto de investidura.

En el momento del tiroteo Enrico Letta juraba su cargo como nuevo primer ministro del país, ante el jefe del Estado, Giorgio Napolitano, en otro edificio, informaron los medios de comunicación locales.

La ceremonia de juramento no tenía lugar en el edificio de la presidencia del Gobierno, sino en la sede de la jefatura del Estado, conocido como palacio del Quirinal, y que se encuentra alejada del lugar de los hechos.

“Un acto aislado”

El nuevo ministro del Interior, Angelino Alfano, confirmó tras la toma de posesión que las primeras evaluaciones del tiroteo ante la sede del Gobierno en Roma, en el que resultaron heridas tres personas, indican que se ha tratado de un “acto aislado”.

En una comparecencia de prensa tras la primera reunión del Consejo de Ministros celebrada después de la toma de posesión de Enrico Letta como jefe del Gobierno, Alfano explicó, además, que el autor de los disparos, un italiano de 49 años, había expresado su intención de suicidarse, pero que no pudo hacerlo porque se le habían acabado las balas.

El titular de Interior manifestó, asimismo, su disposición a comparecer ante el Parlamento para dar información sobre lo sucedido y de la evolución de las investigaciones.