0 3 min 9 años

torreLas autoridades de la ciudad siguen descubriendo escombros dejados por el ataque e identificando restos humanos

ADN/SER/VICTORIA GARCIA   27-04-2013

Los restos de lo que sería el tren de aterrizaje de uno de los aviones que se estrellaron contra el World Trade Center de Nueva York hace casi 12 años han convertido el lugar donde se ha encontrado en el escenario de un crimen. Los restos estaban entre los escombros de un edificio en la calle Murray y Park place, cerca de la zona cero y donde querían construir una mezquita apenas a tres bloques de las torres gemelas.

El comisario de policía Ray Kelly visitó el lugar donde se encontraros los restos y ha declarado: “Son una manifestación palpable de un acto terrorista, a más de un bloque de donde nos encontramos, trayendo a nuestra memoria terribles recuerdos de todos los que estuvieron envueltos en aquellos horribles acontecimientos y obviamente pensando en las familias, y el impacto que este descubrimiento puede provocarlos”.

Según el comisionado de la policía, la pieza encontrada de un metro de largo por 80 cm de ancho, estaba escondida en un área muy angosta, y muy difícil de ver o encontrar si no se estuvieran realizando obras en las inmediaciones.

Una vez recuperada la pieza, se le están realizando pruebas para comprobar si tiene restos de ADN que pueda identificar a alguna de las víctimas.

El hecho de encontrar estos restos en las inmediaciones de donde se planeaba edificar una mezquita, no ha hecho sino exacerbar el debate sobre la conveniencia de levantar un centro religioso islámico a pocos bloques de donde unos islamistas radicales reventaron las torres gemelas y causaron la mayor pesadilla que ha vivido Estados Unidos en los últimos lustros, que dejó casi 3000 muertos y que aún al día de hoy, tratan de identificar a más de la mitad analizando restos humanos.

La parte localizada tiene grabada la marca Boeing y una serie numérica, que podría coincidir con la de uno de los dos aparatos estrellados contra los edificios.

El hallazgo tuvo lugar el miércoles por parte del personal de una construcción que inspeccionaba la parte de atrás de un edificio en la calle Park Place.