0 3 min 9 años

logoOBJETIVO 7 OJOLa larga lista de muertos en la guerra siria aumenta sin parar y a las 70.000 personas que según la ONU han perdido la vida desde marzo del 2011, se han sumado 566 más, según los Comités de Coordinación Local (CCL). Este grupo opositor sirio confirmó ayer el hallazgo de 566 cadáveres de civiles -hombres, mujeres y niños- y de combatientes rebeldes que han muerto en los últimos seis días. Hasta ahora no se habían encontrado tantos cuerpos en un solo día en Siria. Al menos 450 se hallaron en Jadidat al Fadel, un suburbio de Damasco, según el activista de los CCL Abu Aasy.

La semana pasada, unos 3.000 miembros de las fuerzas de seguridad sirias entraron en Jadidat al Fadel, según los CCL. El resultado de la operación fueron 300 civiles y 150 miembros del Ejército Libre Sirio (ELS) muertos. La información no puede confirmarse de forma independiente dadas las duras restricciones en el acceso de periodistas extranjeros a Siria.

DUROS COMBATES / Diversos grupos opositores al régimen de Bashar el Asad informaron anteayer de que las tropas gubernamentales sirias se habían hecho con el control de Jadidat al Fadel, al suroeste de la capital siria, tras cinco días de duros combates y habían matado al menos a 80 personas, entre ellas mujeres y niños. Por su parte, la agencia oficial siria Sana aseguró que el Ejército sirio había «provocado grandes pérdidas a los terroristas» en ese suburbio.

El Observatorio Sirio de Derechos Humanos (OSDH), un grupo opositor a Asad con sede en Londres, informó de que al menos 80 personas habían muerto en Jadidat al-Fadel y estaban identificadas. Reuters citó al activista Abu Ahmad al Rabi, que señaló que entre los muertos «hay 28 personas ejecutadas a tiros en un hospital de campaña por las fuerzas de Asad que entraron en Jadidat al Fadel».

Noticias relacionadas