0 5 min 9 años

santos(ADN/FIFA).- No habrá secretos entre el Santos Laguna y el Monterrey cuando ambos se vean las caras esta semana en la final de la Liga de Campeones de la CONCACAF. Es la segunda vez en dos años que los dos clubes del norte de México pugnan por el título regional y por una plaza en la Copa Mundial de Clubes de la FIFA, a disputar en diciembre en Marruecos.

El Monterrey ha ganado las dos últimas ediciones del certamen, y con una más se convertiría en el segundo equipo de la historia que consigue ceñirse los laureles en tres ocasiones consecutivas, tras el Cruz Azul. “Iremos a buscar ese tercer Mundial”, declaró a FIFA.com el delantero Aldo De Nigris, autor de dos tantos en semifinales contra el Galaxy de Los Ángeles. Con una diana y dos pases de gol en la Copa Mundial de Clubes de la FIFA 2012, De Nigris fue decisivo para un Monterrey que terminó tercero, el mejor resultado obtenido hasta la fecha por un representante de la CONCACAF.

“Conseguir esos títulos y participar en el Mundial dos veces es lo más grande que ha logrado este equipo internacionalmente” añadió De Nigris, el arma no tan secreta de Víctor Manuel Vucetich, técnico de una formación que apenas ha cambiado en esta última campaña. “Queremos volver a ese mismo lugar [la Copa Mundial de Clubes]. Sabemos lo que significa”.

Además de De Nigris, los Rayados, que actualmente ocupan la parte media de la tabla en el torneo Clausura mexicano, poseen un potente arsenal. El artillero chileno Humberto Suazo es letal frente a la meta contraria, y el ecuatoriano Walter Ayovi maneja los hilos en el mediocampo para que el argentino Neri Cardozo pueda dar rienda suelta a su creatividad en ataque. El año pasado, el Monterrey se impuso al Santos a doble partido por un resultado global de 3-2.

El Santos Laguna, por su parte, quiere sacarse la espina de 2012, pero esa no es su única fuente de motivación. Este fin de semana, los Guerreros derrotaron al Monterrey en el campeonato mexicano merced a un gol de Felipe Baloy (1-0), y de este modo se colocaron entre los entre los cuatro primeros del torneo Clausura.

La rivalidad entre ambos contendientes es máxima. Las estadísticas dan una ligera ventaja a los de Torreón, dado que en sus seis últimos duelos han cosechado tres victorias, un empate y dos derrotas. Estos enemigos íntimos también se enfrentaron en la final del torneo Clausura 2012, que los Guerreros ganaron con autoridad.

El momento oportuno para el Santos
La punta de lanza del Santos no es otro que el internacional estadounidense Hérculez Gómez, un depredador del área con un talento innato para anotar goles decisivos. Mientras que en la zaga, el conjunto Lagunero contará con la imponente presencia del central panameño Baloy para intentar conquistar la que sería su primera corona de la CONCACAF.

Edgar Lugo, volante del Santos, está plenamente convencido de que los suyos pueden hacerse con el billete para la cita mundial de Marruecos. “Es un partido muy importante”, afirmó con respecto a la ida. “Tenemos mucha confianza y nos sentimos bien físicamente, con ese deseo de hacer bien las cosas”.

La primera manga de la final de la Liga de Campeones se celebrará el miércoles 24 de abril en el feudo del Santos, que tratará de aprovechar al máximo su condición de anfitrión. El año pasado cayó en la ida por 2-0 en Monterrey. Desde que en 2008 comenzara a disputarse la Liga de Campeones en su formato actual [antes se denominaba Copa de Campeones de la CONCACAF], solo una final no ha tenido como contendientes a dos clubes mexicanos.

Tanto el Santos Laguna como el Monterrey ansían comenzar con buen pie para poder hacer historia, cada uno a su manera. La vuelta tendrá lugar en el estadio Tecnológico de Monterrey el 1 de mayo.